A.01

Astronomía y astrofísica

Frecuentemente se confunden los términos de astronomía y astrofísica que, aunque son disciplinas muy relacionadas, se acercan al conocimiento del Universo de manera algo diferente.

Egipto antiguo

Poder predecir las estaciones, supuso un avance fundamental para la agricultura.

La astronomía es probablemente la ciencia más antigua, ha acompañado al hombre desde el inicio de los tiempos. El homo-sapiens simplemente tenía que tumbarse al aire libre en una noche estrellada para preguntarse qué diablos era eso que brillaba, por qué se movía, qué eran el Sol y la Luna. Durante miles de años las estrellas fueron usadas como guía en el deambular de los pueblos primitivos. Después, hacia el 7000 a.c., el poder predecir el movimiento de los astros, las estaciones, los ciclos lunares etc. supuso un avance vital en el desarrollo de la agricultura. Ahora ya sabían cuándo poder sembrar para producir más cosecha o cuántos ciclos lunares faltaban para las siguientes inundaciones.

Al principio la astronomía se mezclaba con la religión y el conocimiento supersticioso (bueno, al principio… hoy en día desafortunadamente también con los horóscopos, cartas astrales y demás parafernalia de timadores). Todas las religiones a lo ancho del planeta tenían sus propias explicaciones sobre el Universo que observaban, sobre el Sol o la Luna, asociadas a sus respectivas mitologías. Así que frecuentemente la astronomía era una disciplina propia de sacerdotes o chamanes.

Poco a poco la astronomía se fue separando de la religión, y ya los griegos la estudiaban de manera independiente. En esta época, la astronomía avanzó terriblemente. De hecho casi dos mil años antes de Colón los griegos ya sabían que la Tierra era redonda e incluso pudieron calcular su radio con bastante exactitud.

Sin embargo durante toda la Edad Media en Europa el conocimiento de la astronomía se estancó e incluso fue perseguido por la Iglesia, ya que frecuentemente los resultados estaban en contra de algunos sus dogmas de fe. Más de 1500 años de oscuridad. Podemos decir que la astronomía moderna nace en 1536 cuando Copérnico propone su modelo heliocéntrico. Hasta entonces se consideraba erróneamente que todos los astros giraban alrededor de la Tierra (modelo geocéntrico), él propuso que realmente giraban alrededor del Sol. Algo menos de 100 años después en 1633, el gran Galileo Galilei tuvo serios problemas con la Inquisición al defender este modelo heliocéntrico de Copérnico, sus escritos fueron prohibidos y él encarcelado. Casi 400 años después, en 2009, el Vaticano reconoció finalmente, aunque de manera templada, que la razón estaba de parte de Galileo y efectivamente la Tierra gira alrededor del Sol. Las cosas de palacio van despacio.

Nicolas Copérnico (1473-1543), Galileo Galilei (1564-1642), Johannes Kepler (1571-1630)

Padres de la astronomía moderna: Nicolas Copérnico (1473-1543), Galileo Galilei (1564-1642), Johannes Kepler (1571-1630).

A pesar de estas trabas, Copérnico, Galileo y Kepler iniciaron la  revolución de  la astronomía. Galileo inventó el telescopio y los descubrimientos fueron sucediéndose. En 1687 Newton publica Philosophiae Naturalis Principia Mathematica donde establece por primera vez la Ley de la Gravitación Universal, y ahí podemos decir que nació la astrofísica. Hasta entonces la disciplina era meramente observacional, estudiaban el movimiento de los astros y las orbitas que describían. Newton inicia el estudio de por qué esos astros se mueven, cuáles son las leyes físicas que están detrás de ese movimiento: la Fuerza de la Gravedad.

De este modo podemos decir, aunque con matices, que hoy en día la astronomía es la disciplina que estudia el movimiento de los astros, sin atender a las causas que lo producen. La astrofísica, por otro lado, estudia por qué las estrellas se mueven, cómo se mueven, cómo funciona una estrella por dentro, el origen y evolución del universo etc. Es por esto por lo que la astronomía puede ser disfrutada por aficionados sin tener por qué tener unos conocimientos avanzados de física. Está prácticamente al alcance de cualquiera con ganas y fascinación por el espacio.

Astrónomos aficionados disfrutando del cielo.

Astrónomos aficionados disfrutando del cielo.

Anuncios